Esta pandemia con casi 75 días sin actividad afecta a 7 gimnasios de la localidad y con números escalofriantes, que hacen poner en situación de máxima alerta a los propietarios.

Lo números fríos indican que esos 7 gimnasios concentran a 34 familias, 900 personas y una deuda aproximada a los $500.000 en concepto de alquileres, impuestos, sueldos, entre otros.

Vale aclarar que no se incluyen rubros relacionados como Institutos de Danzas, Gimnasia Deportiva, Pilates, Yoga, Natación, clubes, etc.

«No queremos comenzar a vender nuestra herramienta de trabajo para sobrevivir, aunque muchos ya lo están haciendo lamentablemente», nos contaba un propietario.

Si un dueño de gimnasio vende sus implementos, luego será prácticamente imposible reponerlo debido a que los precios están dolarizados.

Otro dueño de gimnasio nos relataba: «Los clientes nos piden por favor de volver a las actividades, saben que le brindamos salud y contención».

«Ayer nos reunimos con el Concejo Deliberante y no recibimos ningún tipo de respuesta».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here