En función de las denuncias mediáticas que las autoridades de la Secretaría de Desarrollo Social Municipal han impulsado en mi contra por violentar, según sus expresiones,  a otras mujeres que ejercen la función pública, voy a realizar el siguiente descargo:
En primer lugar me gustaría que las personas en cuestión (a quienes no voy a nombrar para no caer en el juego de hacer politiquería con situaciones relacionadas con vulneraciones y violencias hacia las mujeres) sepan que los cuestionamientos que realicé el pasado jueves por un hecho puntual que reviste muchísima gravedad y del cual quieren esquivar responsabilidades, lo hice apelando a su condición de agentes del estado, no por su condición de mujeres.  Lo que están haciendo con estas actitudes, insisto, irresponsables, es bastardear los  procesos que a diario deben encarar las mujeres que  están en situaciones de violencias, las mismas que ustedes, impunemente, abandonan. 
El día jueves me dirigí a las instalaciones de Desarrollo Social Municipal luego de que desde la Asociación Civil MuGeReS se insistiera, en vano, en solicitar  una reunión urgente  con la responsable del Área Mujer y Diversidad y las autoridades de Desarrollo Social luego de que la funcionaria de esta área estratégica,  le bloqueara el teléfono a una mujer en situación de violencia. De este hecho tan grave tengo las correspondientes pruebas. 
Ante la preocupación del grupo MuGeReS, con quienes colaboro activamente, decidí utilizar mi posición dentro del Concejo Deliberante para que no me dejen haciendo antesala y  respondan sobre lo que, desde la mirada de cualquier persona con un poco de empatía, es violencia institucional . 
¿A qué me refiero con esto? 
 En diciembre del año pasado la As. Civil MuGeReS articuló con Desarrollo Social la asistencia con alojamiento para una mujer que por motivos de violencia de género se encontraba, literalmente, en la calle con sus hijes. 
En este contexto,  la reponsable del Área Mujer y Diversidad, con total apoyo de sus superiores, expuso a la mujer en cuestión a la situación de subalquilar un departamento. Hecho que roza la ilegalidad desde cualquier punto de vista,  pero que, además, deja a merced a esta muchacha a un  inminente  desalojo por parte del verdadero dueño del departamento. 
 El día  miércoles MuGeReS recibe un msj de la verdadera “víctima” en esta situación, quien manifestaba encontrarse sin electricidad, con dos de sus hijos enfermos y sin posibilidades de realizar el tratamiento de nebulizaciones necesario para aplacar  el cuadro respiratorio que estaban sufriendo. El ánimo de esta mujer estaba por el piso luego de que, a pesar de sus esfuerzos por cumplir con el dinero del alquiler y los servicios, se encontraba sin luz porque quien le subalquiló había dejado una deuda.  Cuando se lo comunica a la persona que la había llevado hasta allí, con una total falta de consideración ésta le contesta “vas a tener que buscar otro alquiler” y, no conforme con eso, luego procede a bloquearla! Con una mano en el corazón… ¿No les da vergüenza? . 
 Cómo mujer que hace política estoy acostumbrada a los escraches y  a las acciones que intentan disciplinarme por parte de quienes no comulgan con mis ideas. Pero tengo muy claro cuál es mi lugar.  Tengo muy claro, que si tengo que salir a poner el cuerpo un millón de veces más y resistir la poca ética de quienes no asumen  las responsabilidades que la comunidad demanda, lo voy a hacer, y con  pasión.  
En serio, funcionarios, funcionarias si no están a la altura de la responsabilidad que sus cargos requieren, búsquense otro laburo.   Â¿Estas son las estrategias en las que invierten su tiempo para neutralizarme? Por favor, hay muchas cosas importantes que deben resolverse en la ciudad. Ocúpense. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here